Sesión_ 25 de septiembre del 2018

Publicada en Publicada en blog

El equipo de [artefactos] arranca con fuerza de la mejor manera, visitando a los chicos de la Fundación Lukas para probar el modelo de prueba del pulsador para las sillas de Adrián y Arturo.

Tras un contratiempo técnico como en cualquier directo realizamos pruebas en primer lugar con Arturo que intrigado nos siguió con la mirada en todo momento. En su caso tiene mayor control en la movilidad de las piernas por lo que se coloca el dispositivo en la barra lateral del reposapiés izquierdo. La valoración es muy positiva, sólo con acercar la pierna a la barra con un movimiento sencillo el sistema lo detecta y se escucha la grabación. La alegría de Arturo se hace visible y nos contagia con su sonrisa, el aliciente perfecto para continuar con energía en el desarrollo del proyecto.

En el caso de Adrián su control se centra más en las manos de modo que nos planteamos la colocación en la agarradera del reposabrazos izquierdo mediante una esponja de presión y así  facilitarle el uso. Hasta tener un modelo adaptado a estas necesidades queda aplazada la prueba pero antes de marcharnos se deja colocado el dispositivo en la silla de Arturo para que lo prueben durante la semana y poder valorar sus impresiones y experiencias.

A continuación como cada martes da comienzo la reunión de [artefactos], esta vez en una de las salas que nos ofrece la Fundación.

En primer lugar evaluamos las pruebas realizadas con los chavales, los pros y los contras del dispositivo. La idea era alcanzar un diseño lo más genérico posible para que fuese accesible a un amplio número de usuarios pero queda latente la necesidad de algunas modificaciones para adaptarse a cada usuario.

Se barajan distintas características del mecanismo: el nº de sensores, la conveniencia del uso de pilas o de batería de litio, la posibilidad de albergar una tarjeta de memoria o el poder realizar la recarga mediante USB, un sistema disponible e incorporado en la vida cotidiana de la población.

Queda pendiente definir las dimensiones totales del mecanismo para posteriormente poder diseñar las cajas que alojen los componentes. Toda una lluvia de ideas que nos lleva incluso a plantear la posibilidad, una vez subidas las piezas al repositorio, de ofrecer las diferentes piezas necesarias para montar los mecanismos a través de alguna asociación con la que se está en contacto.

El proyecto del asiento pélvico queda pendiente de ver y evaluar una vez que se hayan realizado varias modificaciones en su diseño y estén todas sus piezas impresas.

Por último hemos analizado el estado en el que se encuentra el proyecto de gadget-muletas. Son varios los diseños alcanzados como el adaptador para el apoyo de la muleta en una mesa o el soporte que almacena el sistema de agarre en caso de caída de la muleta pero aún se encuentran en fase de mejoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *